Verano de formación continua para intérpretes

El verano se acerca, con todo lo que conlleva: calor, mosquitos, paellas en la playa, excursiones a la montaña y, para los más suertudos, aeropuertos y destinos exóticos. Pero no lo olvidemos: también es la temporada baja de interpretación.

Aún así, ¿quién dijo vacaciones? Los intérpretes (y los traductores) debemos seguir formándonos y qué mejor que aprovechar el verano para ello. Formarse en temporada baja significa menos riesgo de «perder» clientes y si nos lo podemos permitir, ¿por qué no aunar la formación con un viaje?

A continuación, he elaborado una lista no exhaustiva de algunas opciones que me parecen interesantes para intérpretes. Sin embargo, si conocéis otros cursos que queráis recomendar, podéis dejar un comentario y los iré añadiendo.

Inglés

La Universidad Heriot Watt es un referente en la interpretación de conferencias y ofrece varios cursos para intérpretes profesionales y futuros intérpretes. Para mí, el más provechoso es el curso de práctica intensiva de abril (para el año que viene) pero en agosto tiene lugar el curso Applied English and Interpreting.

Otra oferta interesante son los cursos de corta duración de la London Metropolitan University, entre los cuales encontraréis Advanced Conference Interpreting for EU/UN Accreditation Test (aunque no es de verano), Diploma en Public Service Interpreting, Introduction to Conference Interpreting o Introduction to Diplomatic Interpreting.

Para practicar el retour, AIIC organiza varios seminarios de corta duración para los intérpretes que trabajen con inglés como lengua B.

Aunque no esté estrictamente relacionado con la interpretación como disciplina, el Summer Course in English Phonetics de la UCL de Londres es muy prometedor. Está en mi to-do-list.

Alemán

Si sois de alemán, es probable que conozcáis la entrañable facultad de Germersheim. En realidad, la facultad pertenece a la Johannes Gutenberg-Universität Mainz, aunque se encuentra a más de 100 km de dicha ciudad. Germersheim es un pueblo de 20.000 habitantes, que parecerá mucho, pero no lo es. Hay poco que ver, es un pueblo extremadamente tranquilo y en verano los universitarios no están.

Fotolia_56111539_S.jpg

PERO: los cursos son muy completos y se genera un ambiente muy agradable. Además, no solo ofrecen cursos de verano, sino que la formación en línea tiene lugar durante todo el año, con precios muy razonables. Aquí tenéis el calendario.

La oferta de interpretación en alemán es más bien escasa. Sin embargo, encontraréis una gran variedad de cursos de distinta índole para profundizar en economía, lenguaje jurídico, relaciones internacionales, aprendizaje del alemán y un largo etcétera en el Deutscher Akademischer Austauschdienst, con posibilidad de recibir becas.

Practicar interpretación con WISE

Lo admito: no he participado (todavía) en los seminarios WISE, pero conozco a un gran número de intérpretes que sí y solo me han llegado buenas críticas. Además, conociendo a  sus fundadores, Jose y Joe, no me cabe duda de que la organización de estos seminarios cuyo objetivo es practicar, practicar y practicar un poquito más, sea impecable. ¡Corre porque las plazas vuelan!

Seminarios de lengua y cultura para intérpretes

AIIC organiza una serie de cursos y seminarios sobre lengua y cultura para intérpretes de conferencias en distintos países e idiomas (español, alemán, francés, italiano…). Como veréis, los cursos tienen un precio importante, pero la formación debe considerarse siempre una inversión.

Conocimientos varios a distancia

Los intérpretes tenemos que saber un poco de todo, además de nuestras lenguas de trabajo. Para cursos de corta duración en línea, recomiendo Coursera o su homóloga española Miríada X. Estas plataformas ofrecen cursos creados por universidades de todo el mundo, en varios idiomas (aunque la mayoría son en inglés) y de las temáticas más variadas. Es decir, te puedes iniciar tanto en egiptología como en física cuántica.

Coursera empezó siendo una plataforma totalmente gratuita, si bien ahora hay que abonar una pequeña tasa para obtener el certificado de algunos cursos. Si optas por la versión gratuita, podrás hacer el curso, pero no recibirás el certificado.

En la línea de los cursos de corta duración, están los seminarios de verano de la UOC. Hay un apartado dedicado a la comunicación, pero hay otras temáticas interesantes, como la informática, los idiomas o el marketing.

Y, vosotros, ¿tenéis algún plan de verano para complementar vuestra formación?

*En esta entrada no he incluido iniciativas privadas organizadas por empresas sin el aval de una universidad, dado que no puedo valorar la calidad de la formación impartida.

Estudiar un Máster en Interpretación de Conferencias – ¿Es para mí?

La interpretación de conferencias no es la profesión más habitual del mundo. De ahí que si tus familiares y amigos te preguntan qué quieres hacer en el futuro y les respondes «interpretación», te recomienden el Instituto del Teatro. Si especificas que tu intención es apuntarte a un «Máster en interpretación de conferencias» es normal que no sepan muy bien qué decir, o que se limiten a un «Ah. Estupendo».

No hay que desesperar. La interpretación es una profesión desconocida por el público general, y sus estudios todavía más, a pesar del sacrificio que requieren. A mí también me asaltaron muchas dudas antes de decidirme, por lo que me puse en contacto con antiguos alumnos para que me orientaran un poco. Después, han sido alumnos potenciales quienes me han escrito para ver si mi experiencia en el máster les ayudaba a decantar la balanza, así que me pareció útil dedicar una entrada a resolver esas dudas pre-máster en interpretación.

Sin ánimo de excluir a nadie, creo que estudiar interpretación puede ser una opción si:

1. Estás dispuesto/a a sacrificar al menos 1 año de tu vida y consagrarlo a la interpretación. Hables con quien hables, todos te dirán (diremos) lo mismo: es un máster muy intenso. Piensa que no solo tendrás las horas lectivas, que suelen ocupar las mañanas y algunas tardes, sino que, además, se crean grupos de prácticas, hay mock-conferences... Resumen: te levantarás pensando en la interpretación y te acostarás pensando en ella. Es más, soñarás con la cabina o la toma de notas.

2. Tienes la posibilidad de desplazarte. De acuerdo, seguramente hay quien tenga un máster en interpretación a la vuelta de la esquina, pero es habitual que los alumnos se tengan que mudar de ciudad o de país, con todo lo que ello conlleva. Sin olvidar que este tipo de másters suelen ser títulos propios y cuestan un ojo de la cara. Aunque qué máster no cuesta un riñón hoy en día…

3. Dominas sin problemas al menos 2 lenguas extranjeras (o tienes un retour impecable). Para sacarte el título deberás aprobar por lo menos 2 combinaciones lingüísticas, ya sea A + C + C, ya sea A + B (es decir, con retour). Sin embargo, cuantas más lenguas domines, más opciones tendrás de aprobar.

4. Posees un excelente dominio de tu/s lengua/s materna/s. ¿Obvio, verdad? Pues no lo es tanto. Todo el mundo cree que habla muy bien su idioma porque, al fin y al cabo, ¡es nuestro idioma! Pero una cosa es hablar bien y, otra, convertir tu idioma en tu herramienta de trabajo principal. Prepárate para darte cuenta de que, quizás, tengas que darle un empujón.

5. Te sientes cómodo/a hablando en público (o, por lo menos, no te importa). ¡Pero cómo! ¿No voy a estar en cabina todo el rato? Para nada. Se dice que la consecutiva es la base de la simultánea, por lo que antes de entrar en cabina tendrás que enfrentarte a decenas de discursos con toma de notas, normalmente ante tus compañeros.

6. Te gusta escucharte. Por muy narcisista que suene, conozco a muy pocas personas que les guste escuchar su voz. No obstante, escucharse a uno mismo es fundamental para mejorar. Y, hoy en día, con las posibilidades que nos ofrecen los móviles, ¡no hay excusa!

7. Puedes aguantar las críticas (sobre todo constructivas, y alguna destructiva). No nos engañemos. La interpretación es un oficio hasta cierto punto subjetivo. Aunque existan parámetros, no se puede medir con reglas de tres. En clase, los profesores opinarán sobre tus prestaciones, normalmente delante de los demás. En los grupos de prácticas, serán tus propios compañeros. Los consejos que puedan darte intérpretes experimentados son muy valiosos y te ayudarán a mejorar. Tus compañeros te harán ver aspectos de los que tú quizás no eres consciente.

Algunas veces estarás de acuerdo con las críticas y otras, no, pero de poco sirven las pataletas. Asume tus limitaciones y canaliza las opiniones en estímulos para mejorar. Aunque, todo hay que decirlo, hay quien tiene menos gracia, delicadeza o acierto a la hora de opinar, así que prepárate siempre para aguantar el chaparrón con la mayor dignidad posible.

8. Sigues la actualidad. Para interpretar, es fundamental conocer la actualidad, no solo de tu país, sino de los países de tus lenguas extranjeras. Deberías conocer las principales figuras del Estado, los partidos políticos, situación económica, población, famosos, artistas, deportistas, controversias… Si estudias en Europa, empápate de la Unión Europea, sus organismos, cargos y políticas principales. Suelen ser materia de discursos.

9. Sabes trabajar bajo presión y aguantas el estrés. La interpretación es una actividad que puede llegar a causarte un gran estrés. Tienes que escuchar, entender, tomar notas, elaborar un discurso cohesionado, ayudar a tu compañero en cabina, no perder las cifras… Y, todo ello, ¿en cuántos segundos? Al principio es normal desbordarse, pero poco a poco -y con mucha práctica- le irás cogiendo el tranquillo. Ahora bien, el estrés y la presión forman parte del día a día del estudiante, pero también del profesional. Hay que aprender a manejarlos y a no dejar que nos superen.

10. Tienes muy claro que quieres ser intérprete. ¿Una obviedad? Quizás. Pero aun así, hay alumnos que enfocan el máster como una alternativa profesional más, o que buscan hacer algo distinto. En mi opinión, no sé hasta qué punto compensa dedicar tantos esfuerzos a algo de lo que no estás seguro. Habrá casos y casos, pero empezar el máster sin saber muy bien dónde te metes ni si te va a gustar es lanzarse al precipicio y al primer revés, te desmotivarás, perderás el interés o irás a disgusto.

No quisiera desanimar a nadie con esta entrada, ¡todo lo contrario! Pero sí hay que ser consciente de que estos cursos requieren una cantidad ingente de trabajo que no se limita a las aulas ni las cabinas. Es más, cuando termines, deberás seguir trabajando en tus lenguas maternas y extranjeras, la toma de notas, etc. Porque la interpretación jamás se aprende por completo y el exceso de confianza es uno de los principales enemigos del intérprete.

Si quieres añadir algún elemento a la lista o compartir tu experiencia, ¡no dudes en dejar tu aportación!

interpreting - Microphone and switchboard in an simultaneous int

Pasarás muchas horas con equipos como este

 

file8921303951830

¡Pero con este todavía  más!