El porqué de otro blog sobre traducción, interpretación y quebraderos de cabeza de la profesión

«Dear MSE Interpret, at XYZ we really liked your blog on interpretation. Congratulations on the hard work!»

Así empezaba el sospechoso mensaje que cierta asociación de intérpretes de una parte muy lejana del mundo me enviaba por Twitter hace algunas semanas. Lo primero que hice cuando lo leí fue reírme con ganas, dado que hasta ahora carecía totalmente de blog dedicado a la profesión. Lo segundo fue seguir leyendo:

«Why don’t we share each other’s contents and reach more people?»

¡Ajá! Así que era un falso trueque de intereses. Sin embargo, pensé que merecía la pena compartir el suceso en la misma red en la que se había producido, hecho que desencadenó que algunos compañeros de profesión y afectados por la inminente llegada del fin de semana (era viernes y se conoce que tenían más ganas de juerga que de engrosar memorias de traducción) le siguieran la corriente a los autores del mensaje y empezaran a dar voces de mi supuesto blog. La broma acabó apaciblemente y llegó el fin de semana.

Esta anécdota, aparte de para echarme unas risas, me sirvió para repensarme algo que llevo mucho tiempo meditando: ¿Y si abro un blog? Pero una vocecita, acuciada por múltiples opiniones que pululan por la red, me llevaba a las preguntas siguientes: ¿No hay muchos blogs ya que tratan la traducción y la interpretación? ¿Quién puede estar interesado en lo que yo pueda contar habiendo ahí afuera tantos compañeros con más experiencia y mejor saber hacer? ¿Tendré tiempo para darle cierta continuidad?

Pues bien, dado que la red (todavía) es libre y cada uno puede decir la suya, siempre dentro del respeto y las buenas maneras, no veo por qué no abrir un blog nuevo. Al fin y al cabo, la variedad enriquece y la experiencia de cada uno es única. En segundo lugar, con este blog no pretendo dar consejos a nadie ni sentar cátedra, sino simplemente compartir pensamientos, ideas, experiencias y aventuras fruto de mi profesión. Si, además, alguien disfruta leyéndolo, le sirve de ayuda o se abre un debate, mejor todavía. Lo que no puedo garantizar es el tiempo, pero esto paradójicamente nos los dirá el tiempo.

Por último, debo confesar la verdadera razón del nacimiento de este blog. Como a muchos traductores/intérpretes y todo aquel cuya labor esté relacionada con la/s lengua/s, la escritura siempre ha formado una parte importante de mi vida y lo cierto es que la he abandonado un poco últimamente. La echo de menos. Y ahora me diréis, pero a ver, ¡si tu trabajo consiste básicamente en las palabras! Bueno, sí, es cierto. Escribo y hablo mucho, pero siempre son palabras de otros.Mute your mike

Ha llegado el momento de silenciar el micrófono y dejar de transmitir mensajes ajenos.

Mute the mike and speak up!